#14 Cómo la Neurocopywriting evita estos 13 errores de escritura comunes fatales

En este capítulo vamos a ver algunos aspectos que debes mejorar en tus textos. Solo he añadido los más relevantes acompañados de ejemplos, para facilitaros su aplicación.

A. Las comas, enemigas de la fluidez

Me encanta como empieza uno de los capítulos del libro. donde va el coma de Fernando Ávila:

“No comas. ¡Dieta de coma! ¡Tienes que adelgazar el párrafo, eliminando todas las comas innecesarias! ”.

He sido mentor de periodistas en varias ocasiones. La pasión por las comas de algunos de ellos me ha hecho enojar más de una vez. Abusar de las comas es tan malo como no poner ninguna, pero en redacción corremos el riesgo de atragantar, marear y aburrir al lector.

Lea en voz alta estas dos oraciones:

  • Descárgate este libro, con el que obtendrás las claves definitivas, y descubre cómo dominar, de una vez por todas, el arte de persuasión.
  • Descarga este libro y obtén las claves definitivas. Descubre cómo dominar el arte de la persuasión de una vez por todas.

Ambos sabemos que la segunda versión está mejor construida. Sin embargo, la mayoría de los alumnos que se apuntan a mi formación vienen con la costumbre de sobrecargar sus textos con signos de puntuación.

Parece que tendemos a hacer esto esforzándonos por “escribir bien” cuando todo lo que deberíamos hacer es escribir con más naturalidad. La parte positiva es que es fácil de arreglar.

Hace años fui corrector de pruebas en una editorial independiente. Nunca olvidaré uno de los encargos más complicados de aquella época. Me asignaron revisar una novela juvenil de 400 páginas, y aunque la autora era una mujer con experiencia en escritura, puso 3 comas en cada oración y me advirtió que ese era su “estilo”.

Si te comunicas con ella, puedes olvidarte de ti mismo. UN Ventas La carta no es una novela. La escritura persuasiva necesita fluir en la mente del lector-cliente. No quiero decir que el coma sea un elemento respiratorio. No lo es. La coma es un signo de puntuación. Sin embargo, abusar de ella no beneficia a tus textos.

Por suerte no soy el único que piensa así. Este es un extracto de La gramática decomplicada de Álex Grijelmo, escritor y periodista español:

“La coma debe usarse solo cuando sea imprescindible para delimitar el significado exacto que queremos transmitir. Siempre que consideremos discutible una coma, escribiremos mejor si la omitimos. Eso agiliza la lectura”.

Puedes pensar que el uso y abuso de la coma es subjetivo, pero hay un tipo de coma que debes eliminar sí o sí de tus textos cuanto antes. El lingüista peruano Alfredo Valle lo bautizó como “el coma criminal”, pero yo se lo presento a mis alumnos como “el coma de la muerte”. Es la coma que colocas por error entre sujeto y predicado o entre verbo y objeto.

Dos oraciones con coma de muerte:

  • “El que sabe usar bien las comas es un gran editor.”
  • “María, Juan y Miguel lanzan al mercado su nueva colección.”

No te preocupes si nunca te has planteado cómo usas este signo de puntuación o cualquier otro. Llevo años escribiendo profesionalmente y sigo haciendo errores. Lo importante es ser consciente de ello y esforzarse por mejorar.

B. Errores comunes al escribir

Como decía al principio del capítulo, en estas páginas no es posible hacerles conscientes de todos los errores, errores o recursos mal utilizados. No es lo que busco y no creo que sea el objetivo de este libro.

Si quieres una lista completa, te recomiendo leer el Escritura práctica y escritura Guía publicado por el Instituto Cervantes en 2011.

Voy a indicarte los errores más preocupantes que debes evitar para mejorar tus textos persuasivos.

Gerundio de posterioridad: el gerundio es una forma verbal que debe indicar un acto simultáneo o anterior, pero nunca posterior.

  • No> La empresa fue fundada en 1972, creando nuevas oficinas después de 5 años de arduo trabajo.
  • Sí> La empresa fue fundada en 1972 y fueron creados nueva sede internacionaldespués de 5 años de arduo trabajo.

Infinitivo fático: usar un infinitivo como verbo principal es un error, ya que para que la frase sea correcta, el verbo debe estar en forma personal.

  • No> Por último, decir que este libro se ha convertido en un éxito de ventas.
  • Sí> Por último, quiero decir que este libro se ha convertido en un éxito de ventas.

Anacoluto: es un error sintáctico. Consiste en dejar una palabra sin concordancia con el resto de la oración.

  • No> La mayoría redactores Creo que los verbos de acción son necesarios.
  • Sí> La mayoría de los redactores piensan que los verbos de acción son necesarios.

Repeticiones: no es recomendable utilizar la misma palabra (en sus diferentes formas) varias veces en la misma oración o en oraciones consecutivas. Usa sinónimos.

  • No> ¿Te gustaría conseguir más clientes en 90 días? Gracias a este programa duplicarás tus posibilidades.
  • Sí > ¿Te gustaría conseguir más clientes en 90 días? Gracias a este programa duplicarás tus posibilidades.

C. La ortografía es respeto por tus lectores

Estoy seguro de que no irías a una reunión con un cliente con el pelo sucio y la ropa manchada de aceite. No lo harías por higiene sino también por respeto. Lo mismo sucede con la escritura.

Un error o errata es una mancha que hace que el conjunto se vea feo e incluso puede generar malentendidos y alejar al lector de la venta.

Hay muy pocos estudios que profundicen en la ortografía-calidad relación, pero hojeando los archivos de varias asociaciones he encontrado un experimento20 que puede ayudarnos a entender hasta qué punto los errores pueden influir en la credibilidad de nuestro negocio.

El título del ensayo podría traducirse así: ¿Los errores gramaticales afectan la decisión de contratar los servicios de una empresa? El resultado me hizo reflexionar.

No solo demostraron que las asignaturas fracasaron y fueron impecables anuncios, pero también compararon dos tipos diferentes de empresas. Uno vendía recargas de aceite para automóviles y el otro ofrecía servicios de reparación electrónica.

Para su sorpresa, los errores afectaron muy poco al anuncio de cambio de aceite, que obtuvo resultados similares en sus dos versiones cuando se les preguntó si contratarían el servicio.

Sin embargo, los participantes penalizaron duramente el anuncio de buggy que ofrecía reparación de dispositivos electrónicos, señalando que no confiarían su computadora a esa empresa porque daba una mala imagen.

Conclusión

Estos resultados indican que la ortografía afecta la conversión de nuestros clientes dependiendo del tipo de servicios que ofrecemos.

Si somos fontaneros, mecánicos o cualquier otra profesión “manual”, el lector-cliente no tendrá en cuenta la forma en que está redactado el anuncio.

A pesar del estudio, tengo una opinión personal que espero compartas.

Aunque la diferencia era mínima, el potencial clientes prefirió el anuncio de reemplazo de aceite sin fallas. Me parece motivo suficiente para intentar escribir de la forma más correcta posible, vendas lo que vendas. Y si ofreces servicios profesionales de otro tipo en tu negocio, ya sabes que las faltas de ortografía pueden destrozar tu imagen de marca.

Deja un comentario

es_ESSpanish